Análisis de escenario real en Koala

Samanta González Horta

Lucia Rodriguez Flores

José Daniel Moreno

Ciencias de la educación

Mediación del Aprendizaje

14 de Septiembre de 2015

Situación real experiencia de aprendizaje mediado en “Kohala“

Contexto de la escuela:

El pasado 07 de Septiembre, asistimos a una práctica de mediación de aprendizaje en la escuela “Kohala“, la cual se divide en kinder y primaria. Está ubicada en la  calle Morelos 2282, 44130 Guadalajara, Jal. Teléfono:01 33 3615 4745. Con las pocas horas que estuvimos en esta institución nos dimos cuenta que tienen un modelo muy interesante de construir el conocimiento en sus alumnos. Hubo un momento en el que la directora nos compartió que sí, es importante enseñar a los alumnos conocimientos técnicos como los de matemáticas o español pero que en esa escuela los alumnos van a formarse como ciudadanos y como personas de bien. Le dan mucha importancia al desarrollo humano del alumno, compartimos la idea con ellos que es vital la formación de la persona antes de la instrucción técnica de los contenidos de las materias.

En el salón que estuvimos pudimos percibir que estaba muy colorido y con material muy atractivo el cual favorece el aprendizaje de los alumnos, motivándolos a querer aprender de él. Lo poco que pudimos observar de la escuela es que tiene cancha de básquet, la cual favorece al desarrollo físico de los alumnos ya que tienen espacios para practicar el deporte. En sí la escuela nos pareció muy buena en cuestión de instalaciones y del modelo de enseñanza que ahí desarrollan.

Narración de la práctica observada:

El salón de clase era lo suficiente amplio para nuestro grupo, en él había dos pizarrones en la pared, distintos tipos de carteles muy atractivos y coloridos. Suponemos que era material de apoyo para las clases de inglés. Nos llamó mucho la atención que el salón estaba bastante ordenado y lleno de dibujos coloridos.

En el salón, nos encontrábamos nosotras: las alumnas de tercer semestre de la ciencias de la Educación,  tres niños de la Kohala, nuestra maestra, la directora de la institución y la maestra “Luzma“  que nos dió la práctica de mediación.

En el primer momento, nosotras nos sentamos en las sillas sin que la maestra nos dijera. Ella nos vio y nos dijo que hiciéramos una pequeña dinámica que consistía en cantar “ Alí va va y los cuarenta ladrones“ lo teníamos que hacer con ritmo y con movimiento de nuestras manos y nuestro cuerpo, con el fin de activarnos y despertar.

La mediadora nos explicó que la clase era un poco más larga a la que daba con sus alumnos, y nos mostró el material con el que íbamos a estar trabajando “reiletas“. Nos pidió que guardáramos nuestras cosas debajo de la mesa para tener más espacio para utilizar el material.

La primera instrucción que nos dió la maestra fue que no compartiéramos el material con nadie y que de manera libre construyeramos algo, lo que cada quien quisiera. A muchas de nosotras nos costó un poco de trabajo pensar en construir algo ya que no estábamos familiarizadas con el material. Nos pidió que pensáramos en un título para la construcción que estábamos realizando, y en el momento que íbamos construyendo imagináramos una historia acerca de nuestra obra. La maestra solo pasaba por los pasillos viendo lo que cada una de nosotros iba construyendo.

Una compañera llegó un poco tarde y la maestra nos pidió que le explicaramos la actividad que se tenía que realizar. Todas estábamos muy emocionadas y entretenidas construyendo.

Cuando terminamos de construir, la maestra nos pidió que compartiéramos con las compañeras lo que habíamos construido, varias de nosotras platicamos y le dimos sentido a nuestras construcciones. Después de que hablaba cada una, la maestra nos decía “muy bien“ “excelente“ y palabras de “buen trabajo“. Ximena explicó que en su primer intento de hacer su casa se le había caído y dijo  que se dió cuenta de que las reiletas no eran del mismo tamaño la maestra le preguntó ¿cómo se había dado cuenta? ¿cuánto eran más grandes unas que otras? La maestra le preguntaba para que ella se diera cuenta sola de las diferencias entre una reileta y otra. Ximena solo dijo que quiso saber cuánto pero que no se dió cuenta de cuáles eran sus tamaños. María cuando compartió que hizo, nos dijo que cada reileta tiene de tamaño ciertos centímetros, la más grande era de 10 cm y la más pequeña era de 1 cm, las empezabamos a identificar por colores. Cada color era un numero del 1 al 10. Después de que compartimos la maestra nos preguntó: ¿qué cosas con relación al material habíamos observado?, la maestra dio una instrucción que era hacer una escalera poniendo de menor a mayor las reiletas, lo teníamos que realizar como cada quien creyera que estaba bien. Teníamos que verificar que nuestra escalera tuviera 10 diferentes colores. Con la reileta más grande teníamos que darnos cuenta cuántas veces eran más grandes.

La maestra nos estaba haciendo pensar acerca  de las longitudes de las reilestas, y cuales eran sus equivalencias utilizando todas las reiletas. Por ejemplo: la rosa que valía 4 cm ¿cuántas veces cabía en la anaranjada que valía 10 cm?

Utilizando el pizarrón la maestra iba colocando las unos pedazos de papel con los colores de las reiletas, con el objetivo de que nosotros nos diéramos cuenta de cuanto media cada reileta. Todo el tiempo la maestra nos preguntaba acerca de cómo estábamos haciendo el ejercicio, para que nosotras estuviéramos pensando todo el tiempo en cómo íbamos aprendiendo. Cuando nos dimos cuenta que cada reileta tenía un valor la maestra nos pidió guardar el material en su caja.

Después pasamos a otra actividad que consiste en acomodar las reiletas en forma de tren, la maestra dictaba los colores y cada quien las acomodaba. La maestra nos dijo que siempre que utilicemos las reiletas las acomodemos como escribimos en el cuaderno de izquierda a derecha. En esta parte de la sesión estábamos viendo las sumas, ya que la maestra dictaba varias cantidades y después nos preguntaba cuanto sumaba. La maestra nos compartió que el copiarse no es malo, ya que el aprendizaje se da de manera colaborativa. Todo el tiempo estamos aprendiendo unos con otros.

Después pasamos a otro tema, con las reiletas teníamos que hacer figuras geométricas, la maestra todo el tiempo nos hacía preguntas sobre lo que íbamos haciendo y sobre los contenidos que estábamos viendo. Muy constantemente nos repetía lo bien que estábamos haciendo la actividad con palabras como “bravo“ “muy bien“ “excelente“, después estuvimos viendo los ángulos de las figuras geométricas. Todo el tiempo la maestra nos estuvo preguntando, sobre el proceso. Nunca nos decía las respuestas y buscaba que nosotras pensemos.

Pasamos al tema de las multiplicaciones, la maestra utilizó el método de los aviones (cruzabamos las reiletas), como se aprecia en el video muchas de nosotras nos quedamos sorprendidas porque no sabíamos cómo interpretar lo que la maestra nos estaba diciendo.   

La maestra nos dio un ejemplo utilizando los ingredientes de los pasteles, con el cual nosotras teníamos que representar los productos utilizando las reiletas.

La maestra nos dio una pausa, en la cual nosotras  nos detuvimos a pensar acerca de cómo habíamos estado aprendiendo a lo largo de la sesión, discutimos entre todas la manera en la que la mediadora nos estuvo explicando y enseñando el material y a la vez, aprendiendo matemáticas de una manera diferente a la que estamos acostumbradas.

Opinamos que es muy bueno el método de las reiletas a la hora de enseñar matemáticas ya que se hacen tangibles los números, las sumas, las multiplicaciones, las figuras geométricas etc, ya que, el juego es una manera muy divertida de aprender.

Cuando la maestra nos dijo que ahora la que daba las indicaciones tenía que ser alguna de nuestro equipo, pudimos darnos cuenta que se nos complicaba un poco el utilizar de manera correcta el material. Varias tuvieron problemas con eso y a otras no se les dificulta.

Después compartimos como nos habíamos sentido al ser nosotras las que dábamos las indicaciones.

La maestra sacó una tabla (tablero de productos)  con los colores de 9 reiletas, sólo: del 2 cm al 10 cm. El tablero con las reiletas  lo utilizamos para representar las multiplicaciones, primero se leía el color de abajo (el número  que representaba) y después el número que representaba la reileta.

La maestra dictaba números y los debíamos representar con nuestro material,  cuando cada quien lo hacía la maestra nos preguntaba cómo habíamos llegado a esa conclusión o a ese resultado.

En este momento, estábamos practicando las sumas mentales, y las multiplicaciones,

pero a la vez reflexionamos sobre nuestra manera de resolver lo que la maestra nos iba diciendo.

En el video se muestra la manera en la que algunas compañeras ayudamos a otras que no comprendía del todo el tema, el aprendizaje colaborativo se hacía presente. Ayudando a reforzar tanto la que explicaba como la que recibía la explicación.

Cambiamos el tema, empezamos a ver las potencias de los números (con el mismo material). Todas nos pusimos a pensar y a hacer operaciones matemáticas mentalmente para poder responder acertadamente lo que la maestra nos pedía. A unas se notaba que les costaba más trabajo que a otras. En el video se muestra las actitudes de varias de las compañeras, unas ya estaban cansadas, otras enfadadas pero otras estaban muy emocionadas y se puede percibir que les gusta trabajar compitiendo y compartiendo los logros que van obteniendo. Esto generaba interés en las alumnas y demuestra que estaban poniendo la atención  y entusiasmo que se requería para realizar la actividad.

Análisis

Pudimos darnos cuenta que las actividades que estábamos realizando tenían el fin de relacionarlo con la mediación así mismo con sus diferentes características,

Según la teoría, la intencionalidad es cuando se comparten y se establecen los objetivos que se buscan alcanzar en la sesión. En nuestra experiencia de aprendizaje mediado se pudo presenciar la intencionalidad ya que la maestra nos planteó una meta que era el lograr observar y resolver los problemas matemáticos que nos daba y con esto nosotros nos dábamos cuenta que estábamos realizando nuestra meta. Además que nos pedía que lo compartiéramos para que nuestras demás compañeras pudieran ver nuestro procedimiento y se apoyarán en nosotros.

Según la con la teoría de la mediación el sentido de competencia, el mediador tiene que  propiciar que el alumno se sienta capaz de realizar la actividad hacer que el alumno se sienta capaz de realizar la actividad, así como contribuir a la autopercepción de capacidad para realizar tareas que les requieran esfuerzo cognitivo..

La mediadora en este caso la maestra nos motivaba por medio de frases como: ¡Muy bien!, ¡Excelente!, ¡Te quedo de maravilla!, entre otras, para que nosotros supiéramos que tenemos el apoyo de ella. Por consiguiente si teníamos algún problema o no entendíamos, la maestra nos daba pistas o nos decía que dividieramos las tareas para no revolvernos o para que comprendieramos mejor.

Por otra parte también la comunicación del significado y propósito es una característica que encaja en nuestra actividad,el mediador busca ayudar y provocar en el sujeto sentido, significado, interés y relevancia sobre la actividad propuesta. Nuestra mediadora estaba en todo momento generando interés por la actividad que estábamos realizando, se muestra en el video que muy pocas estaban un poco cansadas o aburridas,  pero la gran mayoría estábamos muy emocionadas y poniendo la mejor atención para poder participar cada vez que la maestra nos pregunta acerca de nuestro procedimiento al llegar al resultado que ella esperaba.

Otro aspecto era la regulación de la conducta, que consiste en que el mediador tiene que ayudar a inhibir la respuesta impulsiva para mejorar la respuesta de los alumnos. Aunque este aspecto está dirigido especialmente a los niños en las primeras edades de vida, en nuestra práctica la mediadora se encargó todo el tiempo de propiciar que nosotras pensemos  bien la respuesta antes de hablar, en todo momento se nos pidió que se levantara la mano al momento de hablar, para así, respetar los turnos asignados. Como ya lo mencionamos en la narración la maestra durante todo el proceso nos hacía preguntas sobre cómo íbamos realizando el proceso que nos pedía. A la vez, cada una de nosotras reflexionaba sobre su propia metacognición.

Según la teoría, la participación activa y la conducta compartida, la interacción que existe entre el profesor y el alumno, en el ámbito educativo, en donde el profesor y el alumno comparten experiencias de aprendizaje hasta el punto en donde el profesor se convierte en un igual entre los alumnos, Situando este concepto a nuestra experiencia en Koala, nuestra mediadora siempre estuvo acompañándonos durante el proceso de aprendizaje, no hizo distancia ni marcó autoridad entre nosotras y ella, al contrario nos ayudaba a pensar a cómo solucionar cada vez que tuvimos algún tipo de duda.

La individualización y diferencia psicológica,consiste en aplicar modelos de aprendizaje en función de las diferencias individuales o estilos cognitivos. También, implica ayudar al niño y aceptarlo como individuo único y diferente, considerarlo como participante activo de aprendizaje. En la sesión, la maestra nos hacía trabajar colaborativamente con el fin de que aprendiéramos todos de todos, pero también en varias ocasiones trabajamos individualmente, cada quien avanzaba según sus conocimientos. Como ya lo mencioné antes, la mayoría estábamos muy entretenidas con las instrucciones que eso hacía que nos motivaramos para poder avanzar y  resolver más rápido. Claro, que había otras que no entendían muy bien, pero siempre la maestra se supervisará que a todas no hubiera quedado clara la indicación.

El concepto de  mediación del conocimiento de la modificabilidad y del cambio, consiste en que el mediador tiene que ayudar a hacer consciente al alumno de que puede cambiar su propio funcionamiento cognitivo y de que lo está haciendo.

Ayuda a que el aprendiz tenga un conocimiento objetivo de sí mismo y de su potencial para el cambio. En repetidas ocasiones la maestra nos hacía que verbalizamos lo que habíamos hecho en  nuestro proceso, explicar cómo habíamos llegado a la solución que dabamos.  

En un momento, la directora nos preguntó: qué era lo que hacemos al momento de solucionar un problema, no solamente en el aula sino en todas las situaciones de vida. Con esto analizamos la manera en la que nos comportamos y el proceso que llevamos a cabo cuando solucionamos alguna cuestión, es muy importante darnos cuenta si nuestras experiencias de aprendizaje mediado han sido buenas o malas, no para juzgarlas sino para corregirlas y transformarlas.

Los mecanismos que se utilizaron fueron:

Cuestionamiento de procesos, que una herramienta metacognitiva que ayuda a enfocar la atención de los niños. Como ya lo he dicho bastante a lo largo del análisis, la mediadora todo el tiempo nos hizo preguntas como: ¿cómo lo hiciste? ¿por qué lo hiciste de esa manera? etc. con el fin de que tomáramos conciencia sobre nuestro proceso de metacognición.

Punteo, es una herramienta que alienta al sujeto a reconocer las diferentes aplicaciones del conocimiento o estrategias que se están usando.

La maestra en varias ocasiones nos relacionaba el tema con un tema de la vida cotidiana incluso nos hacía participar para estar más presentes en el aprendizaje, sin olvidar que nos hacía que estuviéramos más activos en nuestra meta.

El proceso de enfatizar en el orden, la predictibilidad, sistema, secuencia y estrategias, es cuando se inicia planeando el tiempo y se termina con un tiempo de  resumen. Se realiza cuando un docente tiene programada su sección de trabajo y cada actividad tiene un objetivo en específico y se encarga de explicar a los alumnos la importancia de dicha actividad. En nuestra sesión, la mediadora cuidó mucho esta parte, ya que, primero empezamos a ver cuestiones bastantes simples como lo son las sumas, conforme iba pasando el tiempo iba aumentando un poco más  la complejidad de los contenidos. También, se pudo observar que la clase estaba muy bien planeada, todos los temas que vimos nos quedaron claros, aunque a muchas no les gustan las matemáticas, la manera en la que aprendimos fue bastante agradable y divertida.

Desafiando y requiriendo justificación, es intervenir con el aprendiz para propiciar mejores pensamientos tanto a partir de respuestas correctas como incorrectas. En muchas ocasiones la maestra nos hacía preguntas de metacognición, siempre nos daba ayuda a mejorar nuestra respuesta o a pensar una mejor solución ante el problema.

Conclusión:

Esta sesión estuvo llena de características y procedimientos relacionados con las teorías que estuvimos viendo en la clase, como ya lo mencionamos en el análisis estuvo presente; la intencionalidad, trascendencia, comunicación de significado y propósito, mediación de un sentimiento de competencia, regulación de conducta, participación compartida.

Como ya se sabe, son importantes los mecanismos que se utilizan en las experiencias de aprendizaje mediado. Normalmente son útiles  para  ayudar  a  los niños en ambientes de salón de clases y adquirir importantes procesos de pensamiento.

Los que más se destacan son: cuestionamiento de proceso, todo el tiempo la maestra nos estuvo preguntando cómo estuvimos realizando los procesos, haciendo que reflexionaramos todo el tiempo acerca de nuestra metacognición. La maestra le dió mucha importancia a que nosotros verbalizamos todo lo que hacíamos,  para que de esa manera procesáramos la información y crearamos conocimiento.

Después de estar en esta clase y saber más temas sobre la mediación nos dimos cuenta que existen muchas formas de aprender y no solo observar por el sentido de la vista si no ponernos nuestros otros sentidos para asimilar todo lo que hay en el entorno.

Relacionando nuestro análisis con los criterios que definen la modificalidad estructural, me recordó a la transformación ya que menciona que existe una transformación de los procesos por medio de una complejidad de situaciones, condiciones, entre otras cosas. Se trata de cuando la maestra nos decía que hacer, nosotros creábamos una transformación para llegar al resultado deseado, así mismo una auto perpetuación por medio de ella ya que ella era la mediadora.

Al final de dicha observación y práctica pudimos conocer y experimentar ciertos conocimientos que van ligados con la mediación además de que la práctica tenía un propósito no intencionado, pudimos tener diferentes experiencias dándonos cuenta de las características que tiene la modificabilidad estructural.

Lo que se pudo destacar de esta práctica fueron las observaciones diferentes que obtuvo cada alumna y es ver que realmente hemos estado aprendiendo por medio de la mediación ya que en muchas ocasiones no nos dábamos cuenta que estábamos aplicando una de sus características y también hay quienes las mencionaron y así nos pudimos dar cuenta todas.

Fue una experiencia muy gratificante en donde pudimos vincular la teoría vista en clase con algo concreto como la mediación que recibimos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s