Hacia una sociología de las ausencias y de las emergencias

.
En el libro “Una mirada desde el sur“, Boaventura expone reflexiones que obtuvo cuando realizó el proyecto de investigación Reinveción de la emancipación social, en el cual su principal objetivo era determinar en qué medida la globalización alternativa se podría producir desde los países bajos así como también conocer cuales eran sus fortalezas y sus límites. Buscó estudiar las alternativas al sistema, se eligieron los países más pobres de los cinco continentes en lugares donde había lucha y movimientos sociales. Se realizaron entrevistas con activistas y dirigentes de los movimientos sociales.
Existieron tres factores que contribuyeron a la reflexión que Bonaventura realizó: el primero tiene que ver con un proyecto con el objetivo de crear una comunidad científica a los centros hegemónicos; el segundo al impacto que se se obtuvo entre culturas del saber científico y culturas del saber tradicional, y por último el tercero es que el proyecto se realizó en medio de luchas sociales y movimientos.

Bonaventura propone La sociología de las ausencias que implica investigar alternativas a la globalización neoliberal con acciones concretas que estén dentro de las posibilidades de los países bajos, con ello se amplia el ahora y al mismo tiempo se forman ideas para el futuro. Es aquí la importancia de la utilización de saberes tradicionales, hacerlos notar así como también las acciones alternativas que generan esperanza.

Bonaventura también nos hace ver que el mundo moderno hace obsoletos los saberes antiguos, pues muy poco se toma en cuenta la experiencia de los abuelos ya que deja de ser científico y para el sistema neoliberal no es de mucha importancia. Actualmente con más frecuencia podemos notar que se vive en situaciones que se contra reloj pues estamos construyendo un mundo contrarreloj haciendo un presente fugaz. El mundo capitalista sólo busca el crecimiento económico y el famoso “progreso“ que en vez de favorecer a la calidad de vida la perjudica. Para concitar estas prácticas Bonaventura presenta las expectativas de las emergencias que en general buscan un empoderamiento de las personas y llevar los días con practicas encaminadas al buen vivir.
Las alternativas al desarrollo muestran otro panorama de vida que pueden ser posibles. Para ello es necesario reconocer la diversidad del mundo, tanto en tiempo, en saberes, en cultura y en temporalidades.

Advertisements

Conversatorio

Es muy común preguntarnos ¿qué es lo que realmente vale la pena aprender? pues existen diferentes puntos de vista en relación a qué aprendizajes deberían enseñarse en la escuela. En lo personal, yo soy de la idea que los aprendizajes deben estar íntimamente relacionados a la vida diaria, por ejemplo: enseñar a cambiar una llanta, a pagar la luz,a ser independiente, a cuidar las plantas, etc. cosas que las podamos utilizar para poder enfrentar la vida cuando nos presentamos a situaciones como esas.

Por otro lado, es de suma importancia que en todas las situaciones de aprendizaje se vincule la teoría con la práctica, esto hace que los aprendizajes sean más significativos y por ende se disfrute más el proceso. Otra alternativa a la educación tradicional podría ser que cada persona elija ir o no ir a la escuela, que si sola elija y descubra sus pasiones para que así pueda aprender lo que realmente le agrade y se deje de ver la escuela como algo obligatorio, tedioso y aburrido.

La escuela como institución formal es relativamente nueva, su papel papel de la ha sido a lo largo de la historia generar personas que respondan a las necesidades del estado, un ejemplo fue en la industrialización: la tarea era especializar para formar mano de obra para las fabricas, así como también se enfocaba en educar para formar personas en obedientes, sumisas y reproductoras. Actualmente se tiene el discurso de “Estudia para que seas alguien en la vida“ “Ir a la escuela te sacará de pobre“ sin embargo, estas ideas son en gran medida falsas, en primer lugar porque dentro del sistema neoliberal un título universitario no te garantiza tener movilidad social ni mucho menos te garantiza un “mejor futuro“. La escuela ha tomado un papel excluyente y de discriminador, pues no todas las personas tienen las mismas oportunidades a acceder a una buena educación.

Es por ello que es vital hacernos siempre preguntas acerca de qué entendemos por escuela y qué es lo que queremos lograr al seguir inmersos en instituciones formales educativas. Así como también hacer el proceso de cambiar el chip en cuanto a qué le damos más valor: a la enseñanza o a aprender.

La cara del poder

Hoy en día, parece ser que al ser humano le cuesta trabajo identificar y asimilar el concepto de Patriarcado y Matriarcado.

A lo largo de la historia el se ha ido modificando el concepto de patriarcado. Empezó jugando un rol de poder y control por parte del hombre hacia la mujer, no sólo en casa, sino, en todos los aspecto de la vida. Con el paso del tiempo, se ha extendido a los distintos aspectos de la vida del ser humano, como por ejemplo: la política, la economía, la religión etc. Generando así, una destrucción masiva del mundo y de la naturaleza.

El patriarcado que actualmente se concibe, es una mezcla de varios fenómenos de la historia como lo son: la globalización, el capitalismo, la colonización y la neoliberación. Todos tuvieron fines parecidos, obtener riqueza, poder y apropiarse de los recursos de la naturaleza y de otros para satisfacer necesidades propias del más poderoso. A lo largo del tiempo los seres humanos hemos contribuido a la matanza de la madre tierra, y también hemos fomentado el odio a la vida.

El patriarcado se ha estado presente desde hace miles de años, 5 mil para ser exactos. Desde entonces el rol del poder ha estado en la figura masculina, como comentaba no sólo se limita en casa, si no que va más allá, ejemplos claros de esto son: el estado, los Dioses, etc.

Se decía que la modernidad y el progreso, en compañía de las nuevas tecnologías iban a traer consigo una felicidad descontrolada, un sustento económico basto y que la vida de los seres humanos iba a cambiar radicalmente a favor de la misma, fue la llamada “promesa del paraíso“. Una consecuencia de esto es la falsa idea de que lo nuevo es mejor que lo nuevo. Por consiguiente, se pierde la importancia de los conocimientos viejos y experiencias de las personas adultas.

En cambio, existe el concepto de matriarcado, cuando se escucha la palabra matriarcado, que se piensa que es el dominio de las mujeres, en cambio es todo lo contrario, es ausencia de dominio.” Es una concepción de vida distinta, donde la madre tierra cobra su derecho de ser, donde el poder es compartido y donde la sociedad es más justa para todos. Un ejemplo sociedad matriarcales en México es en Chiapas, con los zapatistas.